Previa Winetri La Rioja 2021

Llega el buen tiempo, el verano está cerca y esta semana toca el 2º objetivo importante de la temporada. Winetri La Rioja, en Logroño. Triatlón de Media Distancia en el que nunca he participado y será el 2º de las mismas características este año después del Half de Peñíscola a finales de abril.

Tras ese half y el duatlón de Zuia pensaba que pegaría un bajón. Sin embargo, he estado entrenando bastante bien, con buenos resultados y mejorando poco a poco. Hace una semana hice un test en un recorrido de bici similar al que tendré este sábado, en el que conseguí mover 217W normalizados durante 75km, con una frecuencia cardíaca controlada (135ppm), sacando 28,1km/h de media aunque con algo más de desnivel que lo que me encontraré en Logroño. Acabé muy satisfecho con el test de bici, además después hice 10k de transición de carrera a pie, que los hice a un ritmo de 4:47min/km. Es un ritmo más rápido que lo que pretendo hacer este sábado, aunque vendrá bien tenerlo como referencia.

Hablando ya de la prueba en si misma, la salida será algo después de las 15:00. Si se mantiene la predicción meteorológica, no tendremos excesivo calor a esas horas. Saldré en el vagón de cola según las referencias que hemos dado a la organización. Y me alegro, prefiero ir de menos a más en la natación y no agobiarme si me adelanta mucha gente, también evitando golpes (aunque espero no cruzarme con Alistair Brownlee en el Ebro). 1900mts de natación en un circuito de ida y vuelta, con un único giro de izquierdas. Espero ir algo más rápido que en Peñíscola (ritmo 1:45), aunque es para mí es difícil ser consciente del ritmo al que voy. Intentaré mirar el reloj al hacer el viraje, y ver cómo voy.

Aún no sé cómo es la T1, aunque espero mejorar los 7:22 de Peñíscola. Me da un poco de vergüenza, a ver si soy capaz de ser rápido quitándome el neopreno y calzándome.

Tampoco conozco el recorrido del segmento de bici, aunque las referencias que tengo es que un poco trampa. Invita a lanzarse e ir rápido, aunque tiene tramos de sube-baja que te pueden tirar la prueba si no se va con cabeza. Así que, regulando en la bici, con un ojo en el potenciómetro y consciente de las sensaciones. Si calentarme si la cosa va bien y sin hundirme si no logro ritmo bueno. Son 86km con +973 de desnivel, sin grandes muros. Un inicio con desnivel ascendente unos 20km, hasta el km 55 bajada con algún repecho, otro tramo de subida hasta el km 65 y, por último, encarar la llegada a Logroño con un desnivel favorable.

La T2 la intentaré hacer al menos tan rápido como en Peñíscola (2:30). Y mentalizándome de acabar la prueba disfrutando de la carrera a pie.

Este sector se hace en un recorrido de 4 vueltas, algo que no me gusta del todo, preferiría 3. Aunque mi idea es la misma que en Peñíscola y Zuia, acabar de menos a más. Los primeros dos kilómetros serán una evaluación de daños, ver cómo estoy para saber cómo voy a afrontar los 21km. Intentaré fijarme un ritmo de 5:10 los primeros 7-8km. Y, después, decidir si puedo apretar un poco o mantener. Tras el km 15, nueva valoración con la misma idea. Si la cosa va bien, en la última vuelta apretaré. Si la cosa va regular, ritmo de ahorro y a terminar sin sufrir.

Con estos cálculos, podría acercarme a las 5h15min, lo cual estaría genial. Aunque no conociendo el recorrido prefiero ser cauto y apostar por rondar las 5h30min de Peñíscola.

Especialmente ilusionado por conocer un nuevo triatlón del que se escuchan buenas referencias, también por compartir mi primer half con @efectodorsal y, sobre todo, porque me acompañará mi pareja y podrá verme, espero, llegando a meta.

No tags 0 Comments 0

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *